sanutri_banner_embarazo-4meses

Cuarto mes de embarazo

¡Ya sueño contigo peque!

Durante este mes sus miembros y articulaciones ya están completamente desarrollados. Si lo permite la ecografía, al final del mes ya podrás saber si tu bébé es niño o niña. Sus músculos se van fortaleciendo y ya tiene sus huellas dactilares. En la semana 16 puede medir 15 cm y pesar 130 g.

Este mes, las molestias del primer trimestre van desapareciendo por fin y seguro que te vas sintiendo cada vez mejor y más contenta. Notarás que tu vientre crece para ir haciendo sitio a tu bebé. Por lo general estarás ganando entre 1,5 y 2 kg por mes. Este aumento de peso sobre el abdomen puede que te obligue a inclinarte hacia atrás, cargando los músculos de la columna y produciéndote dolores en la parte inferior de la espalda. Cuida tu postura.

Tal vez notes un sabor metálico en tu boca que cambia o estropea el sabor de los alimentos. Se desconoce el origen de esta molestia, pero parece que también se debe al aumento de la actividad hormonal.

El embarazo aumenta el riesgo de infecciones urinarias. Si notas escozor o dolor cuando haces pis o necesidad muy frecuente de ir al baño, consulta inmediatamente con tu ginecólogo.

¿Cómo debo cuidarme?

Durante los próximos 6 meses tu peso irá aumentando de forma progresiva y tu espalda puede sentirse perjudicada. Es muy conveniente que no ganes más peso del recomendado y que hagas ejercicio para fortalecer los músculos. Si tienes ocasión, asiste a clases de gimnasia para embarazadas; en ellas aprenderás las mejores pautas en cuanto a higiene postural, relajación muscular, estiramientos, etc.

  • No bajes la guardia en cuanto a la alimentación se refiere: tus necesidades energéticas tan sólo aumentan un 10%, por eso no se trata de comer mucho, sino de comer bien.
  • El calcio, el hierro y el ácido fólico son primordiales.
  • Son esenciales las vitaminas, las proteínas y la fibra.
  • Es recomendable que seas muy cuidadosa con tu higiene íntima para evitar infecciones urinarias.
  • Utiliza ropa interior de algodón adecuada a tus nuevas formas.

Tus emociones

Durante este periodo te sentirás más serena y positiva porque los niveles hormonales tienden a estabilizarse. El interés que sientes hacia el bebé va aumentando y sueñas frecuentemente con él. Es posible que al observar los cambios de tu cuerpo, te empieces a preguntar cuanto tardarás en recuperar tu figura.

¡No te preocupes ahora por eso! ¡Piensa sólo en cuidarte lo mejor posible!

BabyClub-Sanutri_home