sanutri_embarazo9

Noveno mes de embarazo

¡Queda muy muy poquito!

En estas últimas 4 semanas, tu bebé, que ya está totalmente desarrollado, llegará a medir unos 50 cm y pesará más de 3 k en el momento del parto¡Enhorabuena!

Conejito_Natur_1Durante este mes te sientes torpe, incómoda y las molestias que ya tenías tienden a persistir e incluso, pueden aumentar. Es posible que tengas ganas de hacer pis con mucha frecuencia porque el cuello del útero se va dilatando para prepararse para el parto. Seguramente notarás como tu bebé va descendiendo; ahora te será más fácil respirar profundamente y, sin embargo, la presión será más intensa sobre la vejiga, las articulaciones de la pelvis y la zona perineal.

Los ligamentos que sostienen el útero se han estirado y las articulaciones pélvicas se han relajado, por lo que sientes dolor y tirantez en el bajo vientre.

¿Cómo debo cuidarme?

Aunque parezca un consejo muy recurrente, el descanso es una de las mejores maneras de evitar muchas molestias durante el embarazo y sobre todo en estos días previos al parto. El dolor abdominal se puede aliviar un poco cambiando frecuentemente de postura y evitando movimientos vigorosos.

Debes estar muy atenta a los cambios que durante este mes experimentas para saber si ha llegado el momento o todavía no. Seguramente tu comadrona te habrá explicado los síntomas que anuncian que el parto es inminente, pero es posible que tengas dudas.

En ese caso, llama a tu ginecólogo. Te tranquilizará y sabrás con certeza qué es lo que debes hacer.

  • Elige pensamientos positivos y procura estar feliz por lo que tienes; así no tienes tiempo de pensar en las molestias o los inconvenientes.
  • Si aumenta la ansiedad ante la llegada del parto, procura relajarte.
  • Es normal que tengas miedo ante el hecho de convertirte en mamá, pero pensar en ello no te ayuda.
  • Convéncete de que lo harás lo mejor que sepas y piensa en disfrutar tanto como puedas de uno de los momentos más emocionantes de tu vida.

Tus emociones

A estas alturas te sientes cansada y enorme. Te cuesta seguir con el ritmo de vida normal porque, es obvio que no puedes. Acepta la ayuda de tu pareja y tu familia. Déjate querer y permite que te ayuden sin sentirte mal.

¡Enhorabuena de nuevo!

Después de estos nueve meses de cuidarte con tanto esmero, llega la hora de ver la carita de tu bebé. Sentirás que todos las molestias, los kilos de más, las privaciones, las náuseas y los dolores han valido la pena.Procura no tener miedo y prepárate para vivir con intensidad este momento tan especial.

¡Llegó la hora! ¡Felicidades y a disfrutar!

 

BabyClub-Sanutri_home