sanutri_banner_embarazo-2meses

Segundo mes de embarazo

¡Ir a tu primera eco y oír su corazón es una emoción indescriptible!

En esta etapa se forman todos los sistemas y órganos principales del cuerpo del bebé, aunque todavía no se desarrollan completamente. Las orejas, los ojos, la boca, los deditos y las muñecas ya tienen forma. Hacia el final del segundo mes, su tamaño es de unos 4 cm y su peso de 5 g.

En en este periodo observarás pocos cambios físicos respecto al primer mes; eso sí, te irás acostumbrando y lo irás asimilando con más normalidad. Ahora tu organismo produce más sangre para favorecer el intercambio de nutrientes con el sistema sanguíneo del embrión. Esta circunstancia es la que te aporta ese aspecto tan saludable y resplandeciente que se dice que adquieren las embarazadas. Si no ha habido problemas de vómitos, durante este mes y el siguiente, el peso suele aumentar muy poco.

1mesembarazoY como es lógico, este aumento no corresponde al bebé, sino a la placenta, al líquido amniótico, al útero, a los pechos y al aumento de la sangre. El útero, que cada vez es más grande, presiona sobre la vejiga, así que sentirás la necesidad de hacer pis con más frecuencia.

A partir de ahora irás notando cambios de pigmentación en tu piel: la areóla se oscurece y por debajo del ombligo aparece una linea más oscura que desaparece después del parto. La luz solar intensifica estos cambios, por lo que es recomendable que te protejas del sol.

¿Cómo debo cuidarme?

Además de seguir con las pautas recomendadas para el primer mes, es conveniente saber que el ejercicio también es muy importante durante el embarazo, tanto para las mujeres que nunca lo han practicado antes como para las que ya están habituadas.

 

  • En general se suele recomendar ejercicio individualizado, moderado y de poca intensidad aeróbica.
  • Debe ser practicado de forma regular: paseos largos, natación y estiramientos son muy aconsejables. Consúltalo con tu ginecólogo.
  • Es conveniente que sepas que el ejercicio físico durante estos 9 meses contribuye a disminuir el dolor lumbar, previene el aumento excesivo de peso y la aparición de diabetes.
  • Además, tiene beneficios psicológicos. ¡Vale la pena moverse!

Tus emociones

En esta época de la vida muchas mujeres están más receptivas a las emociones y se inician en la práctica de la relajación o el yoga. ¿Por qué no lo pruebas?

Puedes empezar con 15 minutos al día. Solo hay que buscar un lugar tranquilo de la casa y poner música relajante. Siéntate con la columna bien recta, cierra los ojos y mantén la atención en la respiración abdominal. Inspira y expira en tres tiempos. Poco a poco tu cuerpo se irá relajando y sentirás una gran sensación de bienestar. ¡Seguro que repites!

BabyClub-Sanutri_home