sanutri_banner_embarazo-6mes

Sexto mes de embarazo

¿Ya tenéis su nombre decidido?

La cara de tu bebé está casi definida. Está despierto, tose, tiene hipo, se puede chupar el pulgar y se mueve mucho. Mide 32,5 cm y ya pesa más de medio kilo.

La forma de tu vientre es cada vez más redonda y tu piel se sigue estirando, incluso la forma de tu ombligo empieza a cambiar.

La curvatura de la zona lumbar y dorsal aumenta, así que tu espalda sigue notando las molestias.

También es muy habitual que padezcas unos dolores punzantes que se irradian desde la parte alta del glúteo hasta la zona trasera de las piernas.

Están provocados por el pinzamiento de los nervios ciáticos de la pelvis. A partir de ahora, también es muy común notar una sensación de ardor que sube desde la boca del estómago hasta la zona inferior de la garganta. Es la acidez típica del embarazo.

¿Sabes por qué te pasa?

Porque ahora, tu bebé presiona sobre tu estómago, la digestión es más lenta y la progesterona relaja la válvula que separa el esófago del estómago; tres factores que contribuyen a que los ácidos gástricos suban hasta la garganta y se produzca la sensación de acidez. Lamentablemente, esta molestia suele persistir hasta que nace el bebé.

Durante estas semanas el aumento de la presión uterina en las venas de la pelvis, las piernas y los labios vaginales hacen que la sangre se acumule en ellas y, en ocasiones, se forman varices. Puedes notar las piernas cansadas o doloridas.

Durante el embarazo se ralentiza el tránsito intestinal y se incrementa la absorción de líquido, por lo que las heces se endurecen y puede aparecer el estreñimiento.

¿Cómo debo cuidarme?

Ahora ya eres casi una experta en embarazo. Debes ir manteniendo los hábitos que has ido adquiriendo durante estos meses en cuanto a higiene, ejercicio y alimentación.

Para aliviar las molestias derivadas de la ciática puedes tomar algunas medidas útiles:

  • Procura mantener la espalda erguida. Cuando te sientes, repósala en un cojín y estira las piernas.
  • Evita permanecer demasiado tiempo en la misma postura y usa zapatos cómodos.
  • Si trabajas sentada elige una silla en la que puedas apoyar la espalda y levántate a caminar menudo.
  • Descansa lo suficiente y duerme con un cojín entre las rodillas y otro bajo la barriga.
  • Evita los movimientos bruscos y controla tu peso.

Tus emociones

Comentar tus cosas con otras futuras mamás te puede ayudar a sentirte mejor. Saber que no eres la única que llora por tonterías, que le habla a su bebé en voz alta o que no se gusta cuando se mira en el espejo, siempre es un consuelo y, muchas veces, un motivo para tomarse las cosas con humor.

¡La culpa de todo la tienen las hormonas!

Ya se te pasará. En la actualidad, los papás suelen participar activamente del embarazo, parto y postparto. Si tu pareja asiste contigo a algunos cursos prenatales, al médico, a las charlas, etc, será sumamente positivo; se sentirá más protagonista y aprenderá a disfrutar de su hijo antes de que nazca.

¡Anímale a probarlo!

BabyClub-Sanutri_home

Música y Embarazo

La audición es el primer sentido a despertar. El bebé la experimenta primero con el sonido de los latidos del corazón de su madre...

Leer Más