sanutri_banner_embarazo-3meses

Tercer mes de embarazo

¿Qué será niño o niña? ¡Qué ilusión!

En el tercer mes de embarazo, tu hijo desarrolla el exterior de los órganos sexuales. La forma humana de tu bebé empieza a definirse con mucha nitidez y su cerebro experimenta un desarrollo importante. A las 12 semanas mide unos 7,5 cm y puede pesar unos 17,5 g.

En tu figura irás notando como el dibujo de la cintura se va perdiendo y muy poco a poco, tu abdomen empieza a crecer. Las faldas y los pantalones te aprietan, así que empezarás a necesitar ropa que se adecue a tu nuevo estado.

Tu piel va a notar el aumento de peso y debes cuidarla para evitar que aparezcan estrías.

¿Se te hinchan las encías?

Tu boca sufre modificaciones desde el inicio del embarazo, y aumenta el riesgo de aparición de caries y el empeoramiento de las ya existentes. Visita al dentista y extrema tu higiene dental.

 

¿Cómo debo cuidarme?

No olvides en ningún momento la importancia de tu dieta. Procura que sea equilibrada, que no te falten proteínas, frutas y verduras. Olvida la bollería y los alimentos muy grasos; no te aportan nada bueno y favorecen el sobrepeso.

La piel tiene una gran capacidad para distenderse y puede estirarse hasta diez veces durante el embarazo. Para que las fibras de la dermis no se rompan dejando cicatrices hay que mantener la piel elástica e hidratada. Una buena forma de hacerlo es aplicando crema dos veces al día con masajes circulares que estimulen la circulación cutánea y favorezcan la penetración de los principios activos. Pregunta a tu ginecólogo y procura ser constante.

 

  • Si sigues teniendo náuseas, oler limón puede ayudarte.
  • Para evitar la aparición de venas varicosas, es muy recomendable un poco de ejercicio. Las caminatas o paseos son muy saludables. También puedes usar medias especiales para embarazadas.
  • Descansa lo suficiente. Si puedes realizar siestas por cortas que sean, te resultarán beneficiosas. Busca ambientes relajados y evita aquellos que estén cargados de humo o mal ventilados.
  • Evita tomar el sol para prevenir las manchas de pigmentación. Si lo haces, usa una crema con alto factor de protección.
  • Controla tu peso. El aumento varía mucho de mujer a mujer y también de embarazo a embarazo en una misma mujer. El peso que tenías antes de quedarte embarazada tiene mucho que ver al respecto y debes consultar con tu médico si la evolución que sigues es normal.
  • No confundas el llevar una dieta sana y equilibrada con hacer régimen.
  • Para evitar el dolor en los pechos, puedes aplicarte compresas frías y calientes alternativamente.
  • Tu médico te habrá indicado las diferentes pruebas que debes hacerte. Pueden ayudarte a ahuyentar temores con respecto a la salud del feto pero ten en cuenta que nadie te obliga a realizar determinadas pruebas si no estás conforme.
  • No dudes en comunicar a tu médico tus síntomas y hacerle todas las preguntas que quieras.
  • Si viajas en coche, colócate la parte inferior del cinturón por debajo del útero.

Tus emociones

Hasta el próximo mes no notarás a tu hijo dentro de ti, es decir, sabes que estás esperando un bebé pero todavía no lo notas. Este detalle puede ser importante emocionalmente: seguirán los sentimientos encontrados, las dudas respecto a tus capacidades, etc.

No te inquietes por ello ni te sientas culpable; es un proceso saludable que os ayudará a ti y a tu pareja a tomar conciencia de vuestro nuevo papel.

¡Papis primerizos!

Está claro que ser padre no es una tarea nada fácil, lo saben de manera especial los que se enfrentan por primera vez a...

Leer Más